▲Un Eclipse Solar ocurre cuando la Luna está entre el Sol y la Tierra, menguando la luz solar. Siempre es en Luna Nueva y tiende a marcar comienzos.

▲Un Eclipse Lunar ocurre cuando la Tierra se interpone entre la Luna y el Sol, menguando la cantidad de luz solar que recibe la Luna. Siempre es en Luna Llena y suelen marcar cierre de ciclos o situaciones culminantes.

▲Los Eclipses nos traen nuevos y mayores eventos a nuestra vida: el nacimiento de un bebé, un matrimonio, un ascenso o avances profesionales, la venta o compra de una casa, una mudanza, la adopción de una animal de compañía (o la pérdida de alguno), una cirugía o algún cambio importante de salud, una graduación escolar (o el eclipse puede marcar el comienzo de estudios), divorcios, publicar un libro, etc. Encuentros grandiosos y rompimientos o cambios de trabajo son también comunes en las fechas de los eclipses. No importa lo que ocurra, será evidente que el universo intenta moverte hacia delante.

▲Los eventos que siguen a un eclipse tienen mayor peso que los eventos que traen las lunas nuevas normales. De hecho, un eclipse es como una turbina o una Luna Nueva pero que trae mucha más energía y empuje.

▲Si un eclipse cae en tu cumpleaños, el año que sigue ciertamente será un año de eventos. Experimentarás un cambio grande en tu estilo de vida o en una parte específica de tu carta natal. Cuida tu salud si un eclipse cae en tu cumpleaños, cerca de tu cumpleaños o en tu ascendente porque estarás más sensible a enfermarte.

▲Toma seriamente cualquier mensaje que escuches al momento del eclipse. Normalmente no hay modo de dar marcha atrás a la situación. Si alguien te trae noticias que no te gustan en un eclipse, racionaliza que hay pocas oportunidades de poderlo cambiar, por lo menos a corto plazo.

▲Los eclipses iluminan con la luz brillante de la verdad la parte que tocan de tu vida. La mayor parte del tiempo actúan como lámparas revelando una condición de la que no se estaba consciente o que no sabíamos que existía. También actúan como catalizadores para una decisión mayor en la vida.

▲Aún cuando un eclipse no te afecte, puedes notar que hay mucha acción a tu alrededor, no solamente en tu propio círculo sino también en el mundo. Las noticias estarán llenas de información, en tu vida personal escucharás de muchos eventos importantes en las vidas de personas que conoces, amigos y familia, y podrías ser requerido para ayudarlos. Sentirás que todo se mueve rápidamente y con gran aceleración.

▲Con los eclipses algo termina y algo comienza. Durante uno de estos períodos, sentirás que estás caminando por un puente hacia un nuevo lugar sin retorno. La puerta detrás de ti se cierra con llave. No puedes regresar porque después de un eclipse conocerás más y entenderás cosas que nunca antes estuvieron claras.

▲Trata de no emitir ultimatums o tomar grandes acciones bajo un eclipse. Espera un tiempo y actúa unas semanas después, cuando haya menos estática en el aire. Es mejor responder al mensaje de otros pero no trates de iniciar mensajes propios. Dicho de otra forma, es mejor oír que actuar. Los abuelos decían que si se actuaba bajo un eclipse, el plan no funcionaría de la forma que se esperaba. Por eso es que es mejor considerar las ideas de otros, pero no hacer propuestas o tomar decisiones propias.

▲Puedes sentirte más emocional de lo normal durante un eclipse, especialmente si es lunar como el del 31/01 (Luna llena). En vista de que tu juicio no estará bien o no tendrás completa la información, trata de ganar el tiempo que necesites. Si puedes, espera una semana antes de decidir. Si alguien viene a ti con una proposición, considérala cuidadosamente y luego de observarla desde todos los ángulos, entonces procede.