Luego de un Lunes sin demasiada acción cósmica llegamos al día Martes de #CuartoCreciente en Virgo. La fase cuarto creciente es un momento lunar fértil para “regar” intenciones y proyectos conectados a la energía Virgo: salud, cuidado del cuerpo, cambios en rutinas y alimentación y asuntos de empleo. Dos días propicios para practicar la #magiadelorden y hacer depuración tanto en espacios como détox a nuestro cuerpo físico. No caer en la energía baja de Virgo: ansias de perfección y (auto) crítica a full siempre es el desafío durante esta lunación. El mismo día tenemos al regente de esta lunita, Mercurio, en aspecto armónico a Neptuno….Las hadas de la inspiración y la creatividad nos asisten. ¿Te gusta escribir o componer música? Es un día ideal para hacerlo. Creatividad, ensueño y la posibilidad de avanzar en un proyecto soñado que tiene chances de ser monetizado ($$$)

El Miércoles el pequeño mensajero de los Dioses, Mercurio (muy activo esta semana), se enfrenta a Júpiter…Exageraciones, extravagancias, promesas que humanamente no podemos cumplir y derroche de recursos. Ponete el “cinturón cósmico” que después de la desmedida expansión jupiteriana tenemos más de un dolor de cabeza. Sensatez y coherencia, cósmicas. El mismo día el Sol tiene un trígono con Marte en signos de aire…Automotivación y energía mental bien encaminada. Ideal para comunicar a través de medios virtuales y redes sociales, aunque tené en cuenta que Mercurio estará un poquito fuera de eje. Aplicá mesura al actuar/hablar pero no dejes de soñar en grande.

El Jueves Luna continúa ganando luz e ingresa a Libra. El foco de atención estará puesto en las relaciones y en la necesidad de vincularnos, negociar, acordar o pactar con compañeros de ruta (pareja, socix, amigx intimx)

El Viernes es un gran día! Tenemos una conversación armónica entre Júpiter y Neptuno…Un plan/proyecto/relación soñadx crece y demuestra todo su potencial. Neptuno nos conecta con un deseo del alma y Jupiter le dice: ”yo creo en vos, vamos a hacer crecer este anhelo” y juntos nos ofrecen un magnífico telón cósmico para volver a creer, para no rendirnos y seguir apostando a eso que nos llama…Recordá que aquello que te resuena es un compromiso con tu alma. Como si esto fuera poco, Mercurio (que sigue a full con sus diligencias) encuentra respaldo en Plutón. Plutón dice: “tenés un plan, yo lo financio” Y aparece ese poder externo y empoderamiento interno que te dan un empujón al crecimiento.

El Sábado, el ánimo se torna más turbulento…Luna ingresa a Escorpio. Los extremos parecen ser las únicas posiciones válidas, a todo o nada, fuertes pulsiones y conexión con nuestro lado oscuro. Aceptemos e integremos esa sombra que nos seguirá acechando desde el afuera hasta que no la aceptemos en nosotras mismas.

El Domingo, la oposición Venus / Saturno nos exige madurar y replantearnos nuestros deseos. “Estás dispuesta a comprometerte con este proyecto o es solo un capricho pasajero” le dice el Señor de los Anillos a la Diosa…Reformulá tu plan y discerní entre necesidad y deseo, a veces a Venus en Cáncer le cuesta diferenciarlos. Esta alineación nos plantea un fuerte llamado a retornar a lo esencial y, sobre todo, a retrasar una satisfacción inmediata en pos de un plan con estructura y resultados a largo plazo. No te autoboicotees y recordá por qué y para que hacés lo que hacés…No te distraigas y apostá por un sueño mayor descartando complacencias superfluas y pasajeras. 

Ajustense los cinturones que allá vamos, cosmonautas!!