Semana de Luna Menguante y tensiones del “Señor de la Niebla” (Neptuno) que plantean un clima energético poco claro. Días de confusión y ficciones…Saber por donde pisar o que creer será un desafío.

La semana inicia con una desapegada y mental Luna en Acuario perdiendo luz que nos facilita los procesos de desapegarnos y dejar ir aquello que pesa. Liberate de mandatos y cárceles (auto) impuestas. Emancipación es la palabra clave.

El Martes Luna ingresa a Piscis, signo en el cual se produce la Fase Menguante. Hipersensibilidad y empatía que nos conecta con las altas y bajas vibraciones del afuera. Intuición hiper activa. Este día la percepción psíquica y la agudeza mental se dan la mano ya que, en sincronía, Sol se une a Mercurio en Géminis regalándonos un momento de claridad mental y la posibilidad de ver una situación desde otro ángulo. Dicen que inteligencia es la capacidad de adaptación al medio y esta alineación nos provee de la plasticidad mental necesaria para acomodarnos a nuevas situaciones. Día ideal para dialogar y tender puentes al entendimiento (hacelo el Martes, tomando tus recaudos porque en los próximos días se pronostican nebulosos).

El mismo día el planeta de las relaciones, Venus, tiene una pulseada con el Señor Oscuro, Plutón. Los vínculos se pueblan de luchas por el poder, juegos de manipulación, obsesiones, celos y paranoias. Cuidado porque en estos juegos nadie gana. Conflictos por temas económicos son también muy probables.

El Miércoles, en sincronía al Cuarto Menguante en Piscis, Neptuno (el regente de la lunación) discute con Mercurio. Recordemos que el pequeño mensajero de los Dioses viene de contactar al Sol y, al parecer, de lograr un acuerdo o de dar a luz una idea brillante peeerooo luego aparece la neblina neptuniana…No está nada del todo dicho, hay falta de consistencia en los acuerdos, demoras en las negociaciones, viajes que se postergan y papeles que se pierden. Encendé los “faros antiniebla” porque Mercurio en tensión a Neptuno puede ser más complicado que un Mercurio Retro. No te recomiendo realizar movimientos importantes ese día y, si no queda otra, lee entre líneas porque las intenciones no estarán claras. Malentendidos y mentiras complican fuertemente la comunicación.

El Jueves es el Sol quien discute con Neptuno, por lo tanto la mitad de semana es un laberinto de espejos que distorsionan imágenes, intenciones y comunicaciones. Clima de confusión interna, altas expectativas e idealizaciones que no se condicen con la realidad. Neptuno nos eleva hasta las nubes para hacernos luego caer cuando conectamos con la realidad cruda y dura. No son los mejores días para hacer acuerdos y/o confiar en promesas que tienen poco sustento. Mucho ruido y pocas nueces…Cautela

Cuando el Gran Ilusionista (Neptuno) está en tensiones a planetas personales es necesario trabajar la toma a tierra con actividades que te lleven a enraizar: hacé listas, usá calendarios y recordatorios, tené contacto con la tierra con una actividad como la jardinería y/o practicá tai chi (esta es la mejor disciplina para contrarrestar los efectos neptunianos) Signos más afectados: Piscis (Sol, Luna y AC o con Neptuno dominante en tu Carta Astral), Géminis y Virgo.

El Jueves a la tarde el ingreso de Luna a Aries nos rescata del limbo pisciano impulsándonos a la acción.  Mayor motivación, energía y ganas.

El Viernes Luna en Aries discute con Saturno, el recordatorio de lo pendiente aparece. Saturno dice: “Es Junio y el pescado sin vender, asumí responsabilidad y no procrastines más” Recordá que el área Capricornio de tu Carta Astral es tierra de esfuerzo constante y consciente hasta fines de 2020.

El Sábado Luna en Aries discute con Plutón. Este encuentro no es nada nuevo. Desde 2008 existe está tensión entre el área Aries y Capricornio de nuestra Carta. Más obsesiones emocionales, patrones posesivos e intentos de manipular. Sobre todo en el marco del hogar y la familia, el clima se plantea denso e intenso.

El Domingo Luna baja un cambio al ingresar a Tauro. Sin embargo, Tauro ahora es un territorio de sorpresas. Urano ya transita ese signo, por lo tanto, lo inesperado, la inestabilidad y la ansiedad emocional forman parte del menú. Hay necesidad de liberación en esa zona de nuestra Carta Astral pero Tauro es resistente a las modificaciones: ”Más vale malo conocido que bueno por conocer” dice el toro, mientras Urano se ríe y piensa: “tengo 7 años para convencerte de lo contrario” No planifiques demasiado ese día, mantenete receptiva a los cambios y, sobre todo, calma porque la posterior discusión de Luna a Marte en Acuario es reactiva y agresiva. Actividad física y flexibilidad mental y emocional para aceptar lo que viene. Unas asanas de yoga no vendrían nada mal…

Que tengan una semana en conciencia y presencia.

Bendiciones cósmicas!

JosefinaG

Arte: Christo Makatita