Realizalo en Luna Menguante y/o antes de efectuar un Ritual.


Los baños de limpieza nos ayudan a eliminar la negatividad de nuestro cuerpo protegiéndolo y preparándolo para recibir vibraciones positivas.

Para realizar el baño primero nos ducharemos con jabón neutro eliminando toda suciedad y traspiración.

Seguidamente llenaremos la bañera donde introduciremos los siguientes ingredientes:

-7 puñados de sal marina o sal gruesa.
-1 taza de infusión de romero dejar las hojas en el agua (tener cuidado al tirar el agua de que no se vayan por el desagüe)
-El zumo de un limón.
-1 taza de infusión de ruda.
Tomás un baño lo ideal es de 20 a 30 minutos. Podés encender una vela blanca dentro del baño y acompañar de un vaso de agua para absorber la energía negativa. Luego este agua la tiràs al inodoro.

Mientras estamos en el baño visualizamos como el agua, símbolo de pureza nos limpia, como toda la negatividad se disuelve en ella, podemos pedir a nuestros guías, a nuestra divinidad, Dios, a quien nos encomendemos en ese momento que nos ayude en esta limpieza.

Decretamos: “Toda negatividad abandona mi ser en este momento”.

Enjuagaremos bien la bañera al terminar y daremos gracias.

Para los que no tienen bañera:
Echamos en un recipiente las infusiones de romero, ruda, el zumo del limón y la sal y añadís agua, lo importante es que haya suficiente para poder mojaros todo el cuerpo.
Colocamos nuestra vela blanca y un vaso con agua para recoger la negatividad sobrante.
Nos damos una ducha con jabón neutro y seguidamente con nuestro preparado poco a poco vamos dejándolo caer desde nuestra cabeza cubriendo todo nuestro cuerpo, visualizando como un manto os cubre por completo incluyendo las manos y pies, viendo como toda negatividad va desvaneciendo y repitiendo:

“Toda negatividad abandona mi ser en este momento”.

Nos frotaremos ligeramente todo nuestro cuerpo con el preparado de infusión y sal, desde nuestra cabeza a los pies, visualizando como todo nuestro cuerpo queda limpio.
Después de esto podemos enjuagarnos con agua y ducharnos con normalidad.

Fuente: murmuraundeseoalasestrellas.wordpress.com