Por: Stephen Arroyo

Muestra, entre otras cosas, nuestra actitud ante la vida, mientras que el Sol muestra la vida en sí misma.

El Ascendente ha de servir a los propósitos, valores y objetivos creativos del Sol para que podamos funcionar lo más total y felizmente posible.

El Ascendente modifica la expresión de la energía solar. Podría escribirse un libro entero sobre las interacciones de todas las combinaciones entre el Sol y el Ascendente; pero, para poner sólo un ejemplo, un Ascendente Géminis siempre con llevará una actitud ante la vida más curiosa y viva a nivel social r intelectual que cualquier signo solar.

Otorgará velocidad a un lento Sol en Tauro, hará que el Sol en Escorpio sea más soda ble y menos reservado, ayudará a un Sol en Capricornio a ser menos defensivo y más comunicativo y animará a un Sol en Cáncer a ser menos tímido.

Y sin embargo, en todos los casos, independientemente de lo similares que puedan parecer la personalidad y las actitudes de estas personas con Ascendente Géminis, la naturaleza central indicada por el Sol seguirá estando definida por el signo que éste ocupe.

Otra herramienta útil para comprender cómo interactúan el Ascendente y el signo solar de una persona es comparar los elementos de ambos factores.

Por ejemplo, una persona con el Sol en Cáncer y el Ascendente en un signo de fuego será mucho más extrovertida, más vigorosamente expresiva y confiada que otra con el Sol en Cáncer y, por ejemplo, el Ascendente en un signo de tierra, que será más conservadora y autoprotectora.

Otro ejemplo: Una persona con el Sol en un signo de aire y un Ascendente de agua parecerá mucho más emocional de lo que es en realidad, mientras que una persona con el Sol en un signo de agua y un Ascendente de aire parecerá mucho más desapegada y menos emocional de lo que realmente es.

El Sol siempre produce una manifestación fuertemente activa del signo en el que está, Aunque los aspectos que forman el Sol modifican su forma de manifestarse, la energía del signo solar nunca podrá verse tan completamente alterada como la del signo Ascendente.

El Ascendente a menudo no contiene ningún planeta, e incluso en el caso de que contenga uno o dos, no puede tener el mismo poder que el signo que contiene al Sol (a menos, claro está, que el signo solar sea también el Ascendente).

Las características y la energía del Ascendente pueden, en muchos casos, modificarse más fácilmente que las del signo solar.

Los aspectos que forma el Ascendente modifican en gran manera su expresión, y el signo que ocupa y los aspectos que forma el regente del Ascendente tienen un profundo impacto en la expresión de la energía del signo Ascendente.

La complejidad que implica el Ascendente explica muchas cosas. Explica por qué muchas personas no se identifican demasiado con su signo Ascendente.

(Hay que remarcar aquí que, a diferencia de la mayor parte de los demás factores de la carta, el entorno de la infancia puede estimular o inhibir la energía del Ascendente, ya que es el canal primario mediante el cual se da la interacción entre la persona y el mundo exterior.)

Stephen Arroyo

 

🖥Tienda Online: https://cosmicabyjosefinag.mitiendanube.com/

📧 hola@cosmicabyjosefinag.com