Entender que dar libertad y espacio no significa amar menos sino amar mejor viene siendo, desde comienzos de Octubre, la lección evolutiva que todos los planetas que se enfrentaron con Urano, debieron asimilar.

Sacudones uranianos, como el de la potente Luna Nueva de fines de Octubre, nos vienen demostrando que aferrarse a lugares, etapas, relaciones y personas es la mejor manera de hacernos desdichadxs.

Como la lección de transformación de nuestras fijaciones y apegos no era fácil de digerir, Mercurio Retro nos dio la chance de revisar situaciones y purgar lo tóxico exfoliando obsesiones.

Ahora es Marte quien, empoderado en Escorpio y con toda la data que «Sherlock Mercurio» obtuvo en su Retrogradación ya cuenta con la información, la táctica y la estrategia para poner una situación /plan /idea en marcha.

Claro que, en frente, este Guerrero gótico e impecable se verá desafiado (el 24/11 aunque ya lo estamos sintiendo) por el chico Eureka que lo llevará a improvisar sobre la marcha. Y es que las sorpresas no terminaron, cosmonautas! Aún hay temblor energético que afectará principalmente nuestras relaciones, finanzas e inversiones económicas y sentimentales.

Esta es una alineación de liberación, una ruptura de cadenas oxidadas que (cuidado) puede tornarse violenta. Urano, parafraseando al Indio, dice : «Si no hay libertad, que no haya nada entonces».

PD: No pienses que el despertar de Mercurio + el ingreso de Marte a Escorpio represente un avance inmediato en tus planes. Para eso habrá que esperar un par de semanas más (10/12).

JosefinaG