El pequeño y veloz mensajero de los dioses, ingresó hoy en el signo de Escorpio.
Tendremos 3 semanas para “atacar” tareas intelectuales que requieran un profundo enfoque.
Nuestra mente estará aguda, perspicaz y penetrante, sin gusto por las conversaciones triviales.
Lo superficial no será para nada atractivo. Días para desenterrar secretos, especialmente de nuestra propia psiquis. Período inmejorable para comenzar o realizar importantes avances en terapia psicológica.
Capacidad de leer entre líneas, descifrar misterios y “subtitular” verdaderas intenciones.
Preparen la lupa, cósmic@s!