Este ritual está destinado a eliminar estados depresivos, mejorar los vínculos tirantes, enojos, distanciamientos, etc.

Se debe iniciar escribiendo sobre en un pedazo de papel el nombre de la persona(s) con la cual se tiene problemas, o con quien un@ desea un acercamiento o reconciliación. Se puede añadir debajo del o de los nombres:

” Que desaparezcan los problemas, las trabas, las diferencias y la distancia entre nosotr@s”. En el caso de que lo realicemos para nosotr@s mism@s, escribimos nuestro nombre y debajo: “Que desaparezca mi ansiedad/desánimo, tristeza/dolor/remordimiento”, ” etc.

En esta fase siempre trabajamos lo que queremos que se debilite, que desaparezca o termine.

Luego se enciende con un fósforo una vela blanca o rosa, leemos el escrito 3 veces, lo quemamos con la llama de la vela y después soplamos las cenizas al viento, en un espacio exterior (un patio o balcón).