Cuando un planeta retrograda su fuerza va hacia adentro y hacia atrás. Que vaya “hacia adentro” significa que la facultad psicológica que representa funciona mejor a nivel interno que externo; que vaya “hacia atrás” quiere decir que vuelve sobre sus pasos (recorre los grados zodiacales que por los que ya pasó), recoge experiencias del pasado para procesarlas. Un planeta retrógrado es como el movimiento de retirada en una guerra, para regresar tiempo después con una nueva estrategia. Es como el momento de hibernación de algunos animales: duermen para pasar el invierno, mientras la vida sigue… aunque de otra manera.

Mientras un planeta está retrógrado, la acción externa, el futuro, el avance se detienen y la energía está puesta en procesar, revisar, mantener, profundizar, bucear, descubrir, postergar.

Por: Ezequiel Sanchez Astrólogo