EL SOL
Es el regente de Leo, se encuentra en destierro en Acuario, es cálido, seco, masculino. Simboliza el Ego, la Identidad.
PALABRAS QUE DEFINEN AL SOL: cálido, energía, poder, autoridad, centro, espíritu, brillo, vida, energía vital, arrogante, orgullo, altivez, tirano, dador de vida, magnetismo, luz, egocentrismo, dominante, narcisista, déspota, fuego que quema, generosidad, director, organizador, padre, figura masculina: marido o hermano mayor.
En el símbolo del Sol, el círculo representa la totalidad, y el punto en el centro es el hombre. El Sol tiene que ver con el YO como la estructura de la encarnación => estructura psicológica. La mente y el cuerpo emocional más bajo: estudio de la psicología. Hay un yo que funciona como una máscara externa, hay otro más profundo y un tercero que es la consciencia espiritual => el Yo superior.
El Sol es la capacidad de irradiar magnetismo que todos tenemos, tiene que ver con el poder, desde la autoridad, la presencia frente al otro. Desde el Sol vemos que relación tenemos con nuestra autoridad y por ende nuestro carácter como temperamento básico, que en el nivel del Ego puede ser un YO – EGO manifestando las luces y sombras. De acuerdo a la Casa en la que se encuentre podemos descubrir las capacidades de dirigir de la persona.
En los distintos tránsitos de la vida, se llega a un Yo más auténtico. El Sol tiene un lugar central en la Carta, donde convergen las otras energías, es un punto director de la Carta. Tiene la cualidad del orgullo, puede ser un déspota, pero también muy cálido y generoso. Representa la energía vital Hyleg según los antiguos. El Sol es la fuerza de voluntad. En algunas Cartas es el que simboliza al padre en su aspecto generoso y cálido, mientras que Saturno lo simboliza en los aspectos críticos y restrictivos. También simboliza la figura masculina que una mujer va a atraer después del padre, el marido. En la Carta de un país simboliza la aristocracia o la nobleza.
En el cuerpo el Sol rige el corazón, las afecciones de la vista, los temas cardíacos y la circulación arterial.
La Luna
Rige al signo de Cáncer, está exaltada en Tauro, en exilio en Capricornio y en caída en Escorpio. Es femenina, de fuerza centrípeta, húmeda y fría.
PALABRAS: pasado (registros del pasado y reactualización del pasado). Conductas reactivas, protección, luz reflejada, dualidad.
La Luna tiene 2 caras que representan la dualidad: la luz y la sombra. La luz es la luz del alma y las sombras son las máscaras de la personalidad, las conductas y las regresiones infantiles.
El pasado representa nuestra madre, la familia, el hogar, la herencia familiar. La Luna es la dadora de forma, de materia. La materia es energía femenina porque viene de “mater” => gestar. Lo que alimenta: el alimento. La autoimagen. Sabiduría de la naturaleza. La maga como la sacerdotisa => ligada al tema del alma. La naturaleza en sí misma. Es el planeta de los ciclos y también es el inconsciente, los aspectos inconscientes de la persona. Representa nuestro mundo inconsciente, nuestra vida más imaginativa, los recuerdos, las memorias, todo lo que está contenido en el pasado => ligada a la materia gris del cerebro y a las glándulas, especialmente a la hipófisis y las tiroides, también las mamas, el útero y el estomago.
Nos encontramos con nuestra infancia más primaria (intrauterina, como bebé y hasta los 7 años), la cual se reactualiza en la pubertad con el despertar hormonal.
La Luna en la Carta representa aquello que si vivió durante el proceso de gestación, en el útero materno y en la Casa 12 se puede ver lo que la madre vivió durante el embarazo, mientras que en la Luna se ve lo que la madre vive y que transmite al chico porque la Luna va a hacer lo primero que le enseñaron a ser en la vida por osmosis. Es un canje de afecto y seguridad por ciertas conductas repetitivas asimiladas en la infancia y en el útero. Durante el embarazo la Luna está recibiendo afecto desde lo que hace a la madre sentirse segura.
La Luna no es activa sino reactiva (reacciona), evoca algo pasado.
A través de la Luna, la Casa 4, sus regentes de cúspides (punto donde se incia una Casa astrológica) y planetas en Casa 4 (Bajo Cielo o Nadir) podemos hacer una descripción de la familia de la persona, también el hogar físico, el hogar, tanto el paterno-materno, el emocional y el propio lugar: la familia que va a formar.
También es figura del alimento, la forma en que hemos recibido el alimento y nutrición, cómo nos hemos nutrido física y emocionalmente. Como nos relacionamos con el alimento, con la comida, con la dieta, el engordar-adelgazar. Es estilo de nutrición afectivo, solemos repetir el modo en que fuimos nutridos tanto física como emocionalmente.
En lo práctico la Luna simboliza las casas (inmuebles), el comercio, el hogar, la democracia, el pueblo, la masa popular, la popularidad de una persona. Las mujeres grandes, la madre, la hermana mayor (las menores son Venus), las otras mujeres grandes de la familia. En el plano del alma representa la naturaleza del alma y que tipo de misión de vida tiene el alma de la persona, la potencial sabiduría natural y de dar forma, la sabiduría material.
Fuente: http://anastrologia.blogspot.co.id