He observado que esta generación tiende a actuar, más o menos, como en las películas del genial Woody Allen, que se rodaron precisamente en esa misma época. Es decir, a cambiar de pareja con frecuencia, a la inestabilidad, a inseguridades a nivel sentimental, etc. Especialmente cuando Urano tiene algún aspecto tenso en la carta natal.

También he observado que con el tránsito de cuadratura Urano-Urano, aspecto que afectó a toda esta generación sobre sus 20 años, muchos de ellos, vivieron un momento de mucha inestabilidad en lo sentimental sobre esa edad. Y que las experiencias sentimentales de entonces siguen estando en sus pensamientos, siguen influyéndoles de algún modo. Aunque claro, soy consciente que afirmar esto no tiene tampoco demasiado mérito, a los 20 años es normal tener intensidad en lo sentimental, y cambios de pareja, y todo eso. Pero mi teoría es la siguiente…

Aquí en España, no sé en otros países, se dice que con la crisis están dándose menos rupturas matrimoniales, en comparación con años atrás. Pienso que eso va a cambiar radical y exponencialmente en un futuro inmediato, incluso puede que la tendencia ya esté cambiando. Conforme vaya adentrándose Urano en el signo de Aries, del que ya se encuentra en sus primeros grados, pienso que los divorcios y separaciones aumentarán significativamente. Tanto, que llamará la atención a los que hacen este tipo de estadísticas, y buscarán argumentos que lo expliquen. Seguramente volverán a achacárselo a la crisis, que ahora parece servir para explicarlo todo.

¿Por qué pienso que aumentarán los divorcios en los próximos 7 años?

Porque Urano, desde el signo de Aries en el que se encuentra ahora, irá formando tensas oposiciones con los Uranos natales de toda esta “generación Woody Allen”. Por tanto, por esta regla de tres astrológica, deberían volverse a dar situaciones parecidas de cambios en lo sentimental, como las vividas sobre los 20 años, allá por los años 90. O así creo interpretarlo. Especialmente, claro, si estas experiencias ya se dieron con la cuadratura Urano-Urano. Pero con la diferencia de que, ahora, de por medio pueden haber hijos, hipotecas, etc. Así que, si se me permite el atrevimiento, mi consejo es que no estaría de más plantearle a la pareja qué hacer si se diese esta posibilidad, para intentar así llegar a acuerdos en un momento en que las relaciones son cordiales. Quizás esto pueda servir para ahorrar algo de dinero en pleitos, abogados, y todo eso. Que en estos tiempos nunca viene mal ahorrar. Y además, cuanto menos traumático mejor para todos, hijos incluidos. No obstante, espero estar equivocado en mi teoría, y que no se de una “plaga” de divorcios en los próximos años.

Pero también pueden darse otras situaciones, como que las personas de esta generación que no tengan pareja la encuentren. O, de repente, tengan entonces varias experiencias sentimentales. En cualquier caso, insisto, considero que la oposición Urano-Urano les podrá hacer vivir momentos de intensidad en lo emocional.

Si hay por aquí alguien con el Urano natal en los primeros grados de Libra… ¿esta teoría encaja con vuestras experiencias?

Los demás Uranos en Libra, ya nos iréis contando. Aaaah l’amour, l’amour… Toujours l’amour.

Fuente: http://astromundial.wordpress.com/