✶¿Cuándo realizarlo? 12, 13 o 14/1 mientras haya luz natural.

 

✶¿Qué necesitás?

Papel blanco liso

Bolígrafo/lapicera/lápiz/plumón

3 velas blancas

1 Un sahumerio o palo santo.

1 bolsita de tela (puede ser de papel reciclado. De plástico, no!)

1 cucharada de azúcar

1 cucharada de canela

3 hojas de laurel

1 poco de tu perfume

Sal gruesa

1 plato grande blanco o transparente.

 

✶Procedimiento:

Concentrate unos minutos. Hacé 7 respiraciones profundas. Meditá acerca de ese cambio que venís esperando. Luego tomá el plato blanco, hacele un círculo de sal por fuera y disponé las tres velas en forma de triángulo. Encendelas junto con el sahumerio.

Ahorá escribí, con lujo de detalles, el gran cambio que estás esperando. No te olvidés de agradecer por anticipado con la clara certeza de que aquello que anhelás, se está materializando.

Luego rociá el papel con tu perfume, dóblalo 3 veces y frotalo entre tus manos envisionando tu deseo cumplido. A continuación, ubicalo en el medio del triangulo de velas (cuidado que no debe quemarse!).

Ahora repetí tres veces esta oración:

“Amado Universo. Te pido tu asistencia para que este gran cambio que tanto espero, se manifieste (______________ decís de que se trata). Por mi parte me comprometo a trabajar por él con amor y propósito. Gracias porque hecho está.

Dejá que las velas se consuman. Una vez que lo hicieron colocá: el papel, los restos de las velas, la canela, el azúcar y el laurel dentro de tu bolsita bruja.

A la sal, la tirás.

¿Qué hacés con la bolsita? Colocarla bajo tu almohada la primera noche luego del ritual. Luego la vas a guardar en un lugar privado a resguardo de las miradas de otras personas.

Una vez manifestado tu cambio, la enterrás en una maceta agradeciendo.